Ecografía de las 12 semanas

El jueves por fin llegó la ecografía de las 12 semanas. Para mí la verdad que es una especie de ecuador, una marca que a mí me hace falta alcanzar para creerme todo esto. Y también para empezar a contarlo sin miedo a aquellos que me vaya encontrando a partir de ahora

Mi madre y yo fuimos al hospital, ya que Mr. Popero no se pudo escapar del curro. Me tumbé en la camilla y el doctor comenzó a preguntarme de nuevo datos sobre mi altura, peso, si el embarazo era natural o de tratamiento, la fecha de la última regla (FUR), etc. La verdad que todo el equipo era un encanto: estaba en doctor, una enfermera y una doctora en prácticas (creo, por las indicaciones que le daba el dr.)

Entretanto, la chica en prácitcas comenzó a pasar el ecógrafo. Parece que el bebé se encuentra en la parte derecha de mi vientre, ya que tuve la sensación que me exploraba a la altura del ovario derecho. Me hizo daño pasándome el cacharro y le pregunté al doctor que si era normal seguir con tirones en esa parte y me dijo que sí, que no me preocupara. El caso que toda la ecografía estuve muy incómoda y un poco retorcida, la presión me daba mucha grimilla…

Mi madre estaba muy emocionada mirando la pantalla, yle vió mover los brazos y las piernas y el corazón latir. No paraba de decir “ay que se mueve, que cosa más mona, ay la ciencia!!” A veces creo que me la comería,es como unan niña grande. También pudimos volver a escuchar a Gusiluz  y su tucum –  tucum – tucum. A mí me giraron la pantalla en un par de ocasiones para ver todo bien, pero la verdad es que yo estaba demasiado preocupada por saber que todo estaba bien que de disfrutar.

He leído en un montón de foros que hay chicas que se emocionan mucho en esta ecografía y que se le escapan las lágrimas, pero yo estaba contenta pero muy concentrada y “clínica” a la vez (a veces creo que con el tratamiento y la edad me estoy haciendo de hierro, jajaja). Mi obsesión era escuchar su corazón y ver que está vivito!

RESULTADOS

Después me explicó con mucha paciencia y buenos modales  el resultado de la ecografía unida a los análisis de sangre. En este primer trimestre se introducen los datos bioquímicos con la ecografía y nos da unos parámetros que explican la probabilidad de tener un bebé con problemas (basicamente la trisomía 21 y 18, una de ellas es de síndrome de Down).

El valor para establecer el corte es 1/270. Esto significa que se considera “normal” que nazca un bebé con problemas de 270, y en mi caso el riesgo era muy bajo. 1/8846 en la trisomía 21 y 1/10.000 en la trisomía 18. Me dijo que por ello, no recomienda amniocentesis, ni ningún medio invasivo, porque supero el corte con nota alta.

Luego me dijo que la longitud de la cabeza al culete de Gusiluz es de 5,5 cm (es un pin y pon!!) y la translucencia nucal (TN, el famoso pliegue), es 1,40 mm. La placenta la tengo anterior alta y el líquido amniótico normal.

Por lo visto los resultados son muy buenos, así que parece que ahora sí…respiro y me creo que mi bebé está bien. También me dejó claro que la ecografía definitiva y que indica que todo va bien realmente es la de la semana 20 de embarazo, donde se ven todos los órganitos y si hay alguna disfunción. Por ello entiendo que el aborto puede darse hasta la semana 22, ¿no? porque ahí se vende todo el pescao.

Así que con esto os quiero presentar a mi bichito guapo… 🙂

20140918_140406

PicsArt_1411042541278

Anuncios

19 pensamientos en “Ecografía de las 12 semanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s