Modo sequía ¬¬

Estoy en modo sequía sexual. Así, sin paños calientes.

LA HISTORIA de la SEQUÍA
Alrededor de la transferencia, a mediados de julio, dejamos de tener sexo. Fue por prescripción médica, nos dijeron que lo mejor sería que hasta la beta, nada de sexo, por si acaso. Beta positiva y ¡saltamos de alegría sin parar!

Nos fuimos de vacaciones sin nuevas instrucciones, así que decidimos esperar a la ecografía del saco, semana 6. No se escuchó latido, nos rallamos y decidimos esperar una semana más, hasta escucharlo, y llegamos a la 7 y media a esa eco acojonaditos perdidos. Y luego esperamos a otra más, la de la semana 8 y el alta de la clínica. 

Decidimos esperar a la semana 9 y a la matrona, quien nos dijo que podíamos disfrutar del sexo, yuhuuu!!!  Así que ahí hubo un encuentro de pasión después de tannnto tiempo, que disfrutamos como pequeños locos, jijijojijuuuuu!!!!

Pero en la semana siguiente (en la 10) tuve una pequeña pérdida marrón y me dijeron que tuviera abstinencia una semana más. Y Mr. Popero decidió esperar a la eco de la 12, y hemos llegado hasta hoy.

CONCLUSIONES

Han pasado 3 meses y una única relación sexual plena, digamos (alguna guarredida ha habido por ahí, pero poca cosa…). Además tengo la sensación de tener un flujo blancurrio que no me gusta demasiado y tengo miedo de tener hongos o algo, no sé. Se me ha metido el miedo en el cuerpo y encima NO ME APETECE NAÍTA, porque tengo un poco de mal cuerpo últimamente con comidas y me acuesto asquerosota.

Me gustaría saber si hay alguna amigui por ahí que le haya pasado lo mismo que a mí. Tengo una mezcla de miedo a hacer daño al Gusiluz  y pérdida de ganas, que me hace decir NO al folcklore nacional. ¿Que pensais?

Anuncios

12 pensamientos en “Modo sequía ¬¬

  1. Yo estuve también hasta los dos meses y pico sin hacer nada, me daba cosa y encima una chica de mi grupo de mamás tenía pérdidas y un día dijo algo de que no sabía si sería por las relaciones sexuales de la noche anterior. No me atreví a decirle nada porque apenas la conocía, pero coincidió que la vez siguiente que se acostó con su marido, fue horas antes del aborto. Me asusté muchísimo por eso.

    19+5

  2. Si, a mí me da miedo el tema de las pérdidas por el sexo. No sé, me da miedo hacer daño a mi bebé y además lo que os he contado: no tengo nada de ganas. No sé si es un mecanismo de defensa natural o qué, pero es la realidad 😦

  3. Yo no te puedo ayudar porque no estoy preñi! jeje Pero bueno, que yo creo que si el cuerpo te pide relax…dale relax… y las guarredidas…no están de más! Jajaja ánimo con todas estas nuevas cositas!! 🙂

  4. Xiki, yo creo que eso que sientes es normal. En el embarazo hay muchis cambios hormonales y si a eso le sumas el miedo a que pueda pasar algo, la situación se hace más difícil. Hay mujeres que tienen muchísimas ganas de sexo en el embarazo y otras que nada o casi nada. Dale un tiempecillo a tu cuerpo y cuando te veas con más ganas y más segura de que todo es perfecto en tu embarazo, seguro que disfrutarás del sexo.
    Un besazo!!!!

  5. Yo no te puedo ayudar jiji por qe estoy como tu reina…..lo q pasa q yo con el miedo he llegado a los siete meses sin sexo jajjaa y estoy desesperadaaaaa jijiji prr

  6. ayyy pobre, todo se andará poquito a poco volverá la época de lluvia y adiós a esa sequia, es normal al principio los miedo y el estado de ánimo, las hormonas, paciencia 😉

  7. Pobre, es totalmente normal, a mí me pasaría lo mismo! Nosotros hemos tardado mucho en recuperarnos en este sentido después de los intentos frustrados calendarios por medio o las FIV y tal… Todo llegará, a su tiempo. No dejes que el miedo agrande algo que quizá es irracional (el médico es el que sabe), pero si no apetece, no apetece. Seguro que a medida que os vayáis relajando y creyendo lo que os está pasando, todo vuelve a la normalidad. 🙂
    Muchas gracias por tus deseos para nosotros, reguapa. A ver si a ti te hacen caso. Un besazo

  8. A nosotros nos lo tienen prohibido por mis ovarios pero ahora como nos confirmen lo del riesgo de aborto y parto prematuro… Pues se te quitan las ganas aunque te dejen. Cuando el embarazo se consigue con mucho esfuerzo supongo que es normal que no te apetezca jugártela. A mí me da mucha pena estar así pero espero que merezca la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s