Ejercicios de Kegel y embarazo – 21 semanas

Hace unas semanas empecé a meter en la rutina en mi entrenamiento de preñá los famosos ejercicios de Kegel. Para quien no lo sepa se trata de hacer ejercicio con el piramidal con el fin de reforzar el suelo pélvico: Esto vendrá muy bien para el momento del parto, su recuperación y para mantener todo en su sitio. También sirve para que no tengamos escapes de pis y dejemos las Tena Lady fuera de la lista de la compra.

Según la Wikipedia, se hace así:

Principiantes

  1. Vaciar la vejiga.
  2. Contraer los músculos de la vagina durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces.
  3. Contraer y relajar lo más rápido que se pueda. Repetir 25 veces.
  4. Imaginar que se sujeta algo con la vagina, mantener esta posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
  5. Imaginar que se lanza un objeto con la vagina, mantener la posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
  6. Imaginar que se acaricia un objeto con la vagina como una madre a un niño, mantener la posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.

Estos ejercicios hay que realizarlos tres veces al día.

Iniciadas

  1. Tumbarse en el suelo con las rodillas dobladas y las plantas de los pies cara a cara.
  2. Mantener los músculos del estómago y de la vagina en posición relajada.
  3. Imaginar las paredes interiores de la vagina e intentar acercarlas contrayendo los músculos (no se deben flexionar los músculos del estómago ni presionar los glúteos. Seguir dos veces más.
  4. Contraer lentamente contando hasta diez.
  5. Mantener los músculos contraídos con la vagina cerrada contando hasta veinte.
  6. Relajar contando hasta diez y volver a empezar.

Pues bien,al principio del todo,  hace 2 meses, intentaba hacer los ejercicios tumbada y resulta que lo hacía fatal. En primer lugar, porque me partía de la risa intentando apretar. Después, porque apretaba todos los musculos alrededor menos el que tiene que ser (la tripa prieta, el culete, incluso llegué a ir al baño para ver si podía cortar el pis – y no podía, oh cielos!!-). Y en tercer lugar porque una vez más o menos localizado, era imposible tenerlo prieto 5 segundos!!!

Ahora parece que poco a poco lo voy controlando, y lo hago de pie, pero no puedo dejar de apretar aunque sea un poquito la barriga en la zona baja. He probado trucos de todo tipo para mejorar:

– Ponerme la mano en el bajo vientre, para disociar.
– Si noto presión en el vientre, aprieto el chichi, y respiro hasta relajar la tripa.
– Meterme medio dedo en la vagina para ver si noto la presión (vayaaa, que mal lo debo hacer que no noto casi nada)

La verdad que leo que hay que hacerlo varias veces al día, pero a mí me pone muy nerviosa!! No me gusta nada la sensación de andar apretando nada!! Lo hago dos veces a la semana, un ejercicio. Mal. En cualquier caso, mi querida Mrs. S, que ya ha sido mamá me ha dicho que gracias a la danza tenemos un suelo pélvico estupendo, así que espero salvar por ahí…

 

 

Anuncios

10 pensamientos en “Ejercicios de Kegel y embarazo – 21 semanas

  1. Uuy, que útil esta entrada! Yo también debería haberme puesto a hacerlas hace tiempo ya. Este fin de semana voy a investigar sobre tema más a fondo! Y practicar, practicar, practicar. ;))))))

  2. No es tan fácil… de hecho hay mujeres que acuden a la consulta de un fisio o una matrona para que les guíen correctamente. Lo de meter el dedo y notar presión es un buen indicativo de si se están haciendo bien o no los ejercicios. Con uno es más difícil comprobarlo, pero si le dices a tu chico que introduzca índice y corazón y los separe 1cm, será más fácil comprobar tu tono. Intenta juntarlos, si realizas las contracciones correctamente, lo harás. No te fíes mucho de la danza, el pilates o el yoga, porque si las contracciones no se hacen bien, no ejercitan nada 😦

    • Uff… que difícil veo eso… creo que a mi chico me da un poco de cosita ayudarme a hacer esas cosas, creo que le da miedo hacerme daño.
      En cuanto a la danza oriental, ¿crees que no sirve mucho? Eso sí, se bascula mucho la pelvis y después de 10 años la tenemos bastante disociada y mucha conciencia corporal en general… espero que al menos me sirva para el trabajo de colocación del niño…

      • Es fantástica para la movilidad de las articulaciones pélvicas! Pero si no contraes los músculos del suelo pélvico (que tal vez sí lo hagas, no lo sé!), no puede equipararse a los ejercicios de Kegel.

  3. Una entrada muy útil! Estuve un tiempo haciendo ejercicios de Kegel por recomendación del gine. Pero la verdad es que lo dejé un poco de lado.
    Tendré que volverme a poner.. La verdad es que hacerlos correctamente no es tan fácil como inicialmente parece!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s