De vuelta a la clínica de infertilidad y a la #infertilpandy

El martes estuve en la clínica de fertilidad. Cuando estuve a punto de empezar el tratamiento me llevaron a atención al paciente para enseñarme a usar el bolígrafo del Puregón. Estaba atenta y triste hasta que mis ojos se toparon con una pared llena – llenísima de bebés sonrientes. Eran bebés concebidos en la clínica y me prometí que si alguna vez era mamá iría a llevar una foto de Gusiluz.

Tenía esa tarea pendiente, pero es verdad que hemos ido haciendo pereza con compromisos, el verano, etc. Llamé para ver si la doctora M. estaba ese día y llevé impresa una foto. Cuando estaba en el pasillo esperando que me recibieran me sentí rarísima, muchos sentimientos encontrados.

Estaba allí con Eric en los brazos explicándole que él venía de allí y que allí están frigoguardados 6 hermanitos. Y había chicas a mi alrededor tal y como yo estaba hace poco más de un año: con mucha dignidad, normalizando pero con mirada triste, irremediablemente triste como hemos estado todas previamente. No pude evitar explicarles que Eric también viene de allí, que se puede, y que esas cosas pasan. Sonrieron.

Me sentí muy rara porque sé que aunque ahora mi vida esté llena con él, algún día habrá que volver. Ilusa de mí pienso que quizá me quede natural, dejaré de tomar medios por si suena la flauta…  Pero la realidad es diferente, algo me dice que algún día volveremos y estaré igual de triste y desesperanzada que lo estuve en el pasado.

Después pasé a atención al paciente y rellenaron una ficha con los datos de nacimiento del niño, peso al nacer, tipo de parto, etc. Las chicas se lo comían con los ojos y le sonreían sin parar. Y de pronto vino la doctora y me hizo muchísima ilusión verla: ella le achuchó y le hizo carantoñas y es imposible de explicar lo que yo sentí. Tengo la imagen grabada en mi mente para siempre: la doctora M. alzandole en el aire sonriendo los dos, han pasado tantas cosas desde julio de 2014…

Y cuando salí lloré. Por lo dura que fue la espera. Porque no se olvida. Porque he conseguido a mi bichito precioso y porque me dirigía a reunirme con…. ¡¡PARTE DE LA INFERTILPANDY!! (Para las que no lo sepan, es la pandy de twitter de buscadoras con problemas de fertilidad / infertilidad )

María Casas, una futura mamá vino de fuera para pedir opinión en mi clínica y por ello hicimos una quedada  Mandarina, OlgaFIV, y Lagalu… Qué dispares y que parecidas: Una en ovodonación, otra con su primera fiv fallida, otra en betaespera… cada una con su historia. Cada hijito de esta pandilla es esperanza, así que creo que Eric fue un rayito de energía y buen rollo.

¡Ha sido genial compartir el almuerzo con vosotras chicas! Me encantó desvirtualizar y ver que somos de carne y hueso siempre es genial. Fue muy bonito poner cara a estas chicas a las que sigo en Twitter, compartir experiencias y estar juntas un ratito! Espero que nos veamos prontito de nuevo

Anuncios

4 pensamientos en “De vuelta a la clínica de infertilidad y a la #infertilpandy

  1. Debe ser muy emotivo, ojala y pronto pueda realizar esa visita yo también… Y no pierdo la esperanza de que eso ocurra, ya que Eric y otros tantos bebes, mas los que están en camino, me dicen que si se puede. Un achuchon enorme para el peque de la casa!!

  2. Tuvo que ser una visita a la clínica desconcertante verdad?seguro que si tienes que volver todo será distinto ya sabes que se puede y solo tienes que mirar a Eric para recordarlo…pero ahora a lo que toca a disfrutar…besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s