Las Perseidas, Los Planetas… Su latido.

Hace dos años estaba triste, muy triste. Había ido a una ecografía en la que se supone que tiene que haber latido y NO lo había.  Aparte del dolor que supone someterse a un tratamiento de fertilidad, creo que la peor semana fue esa de incertidumbre, esas horas que no pasaban, esas ganas de dormir cada noche para que quede un día menos y saber si mis bichitos estaban conmigo…

Os voy a contar un secreto que entonces no conté… Hace dos años, durante esta semana tan tan larga esperando la ecografía para saber si tenía conmigo a mis bebés, decidimos ir a ver un concierto que nos hacía especial ilusión.

Suponía viajar casi cuatro horas entre ida y vuelta para llegar a un festival para ver a Los Planetas, nuestro grupo pop de referencia. Quizá otra persona se hubiera quedado en casa, pero yo estaba harta de los por si acasos.  Es cierto que intentaría no hacer movimientos bruscos, ni bailar demasiado, ni a saltar… Todo los cuidados serían pocos, pero algo en nosotros nos decía que si aquello iba adelante, así sería igualmente.

Los primeros acordes silenciaban al público, la gente coreaba sentida, las guitarras punteaban… Y la batería, la sublime batería saltaba en el escenario. Mr. Popero me dijo que con un concierto así, el corazón de Gus y Luz empezaría a golpetear sin duda alguna.

Esa misma noche volvimos a casa durante la lluvia de estrellas. Las Perseidas de 2014. Miraba buscando una, sólo una para pedir el mayor deseo de vida, quédate conmigo! quedáos con mamá!

Finalmente una estrella enorme atravesó el firmamento,  ¡Era ella! De Estrella a Estrella supliqué al firmamento entero que la mía se quedara conmigo mientras acariciaba suavemente mi vientre. Visualizaba que toda esa luz iba directamente a mis hijos.

Dos días después, apenas dos horas antes de la ecografía estaba muy asustada. La semana más angustiosa de mi vida…  ¿Habría dado resultado mi deseo?, ¿El concierto de Los Planetas habría ayudado con su magia a que todo fuera bien?

El resultado fue genial, tucum tucum, tucum… sonaba fuerte el corazón de uno de mis bebés.

Mi pequeña estrellita estaba conmigo… Se llama Eric.
Igual que el batería de Los Planetas.

Anuncios

La #infertilpandy en la revista MAMA de @Madresfera

Cuando el equipo de redacción de Madresfera se puso en contacto conmigo para relatar un poquito sobre infertilidad lo tuve clarísimo. Como sabes uno de los objetivos del blog es ayudar a otras mamás a normalizar y seguir la infertilidad y conocerla bien.

Por ello estuve encantada en contar mi experiencia y así se puede ver en el número 4 de la revista MAMA un amplio reportaje sobre infertilidad, 18 páginas nada menos. En una parte del repor,  muchas chicas de la #infertilpandy contamos nuestras aventuras y desventuras en este universo tan desconocido como duro.

Captura

Ahora me toca leer entero el reportaje, pero me gustaría haceros llegar a todas este fascículo online en el que estoy encantada de aparecer con otras mamis 🙂

¿Cuánto cuesta mantener a los embriones vitrificados?

Desde que empezó el año empecé a pensar que en mayo de 2016 sería el momento de pensar en los embriones que tengo vitrificados. Cuando me hicieron mi fiv tuvimos como resultado 8 blastocitos y me transferí dos A en la transferencia.

Aún me quedan 6, que si no recuerdo mal son:

  • 1 blastocito tipo A
  • 4 blastocitos tipo B
  • 1 blasto tipo C

El proceso incluyó dos años de mantenimiento de la vitrificación de embriones y qué rápido pasa el tiempo que dentro de 4 meses se cumple. Pues bien, me he comunicado con la clínica y me ha dicho que mantenerlos cada año supone una cuota anual de 600€.

¡Ouch! Teniendo en cuenta que no me planteo tener otro hijo hasta que Eric vaya al cole (por motivos sentimentales – quiero disfrutar del peque mucho tiempo- y económicos – acabo de empezar en mi nuevo trabajo y sería dificil mantener dos guarderías, por no hablar de donde dejarles en caso de imprevistos… ), supondrá tener que ahorrar unos 1200-1800 euros.

Creo que todas las parejas infértiles fantaseamos con que dejaremos de usar métodos anticonceptivos y quizá suene la flauta, pero esta posibilidad es pequeña, de hecho ser reducirá porque yo tendré unos cuantos años más…

Pero sin embargo tengo mucha paz, mucha. Saber que tengo embrioncitos preciosos esperándonos, y una cantidad suficiente para no tener que pasar por la estimulación embrionaria ni el quirófano.

Esto nos da mucha tranquilidad. Ya gastamos mucho dinero, alrededor de 5.000 euros para una sóla fiv, pienso en 600€ y echo a temblar. Pero merece la pena ¿verdad?

 

 

 

De vuelta a la clínica de infertilidad y a la #infertilpandy

El martes estuve en la clínica de fertilidad. Cuando estuve a punto de empezar el tratamiento me llevaron a atención al paciente para enseñarme a usar el bolígrafo del Puregón. Estaba atenta y triste hasta que mis ojos se toparon con una pared llena – llenísima de bebés sonrientes. Eran bebés concebidos en la clínica y me prometí que si alguna vez era mamá iría a llevar una foto de Gusiluz.

Tenía esa tarea pendiente, pero es verdad que hemos ido haciendo pereza con compromisos, el verano, etc. Llamé para ver si la doctora M. estaba ese día y llevé impresa una foto. Cuando estaba en el pasillo esperando que me recibieran me sentí rarísima, muchos sentimientos encontrados.

Estaba allí con Eric en los brazos explicándole que él venía de allí y que allí están frigoguardados 6 hermanitos. Y había chicas a mi alrededor tal y como yo estaba hace poco más de un año: con mucha dignidad, normalizando pero con mirada triste, irremediablemente triste como hemos estado todas previamente. No pude evitar explicarles que Eric también viene de allí, que se puede, y que esas cosas pasan. Sonrieron.

Me sentí muy rara porque sé que aunque ahora mi vida esté llena con él, algún día habrá que volver. Ilusa de mí pienso que quizá me quede natural, dejaré de tomar medios por si suena la flauta…  Pero la realidad es diferente, algo me dice que algún día volveremos y estaré igual de triste y desesperanzada que lo estuve en el pasado.

Después pasé a atención al paciente y rellenaron una ficha con los datos de nacimiento del niño, peso al nacer, tipo de parto, etc. Las chicas se lo comían con los ojos y le sonreían sin parar. Y de pronto vino la doctora y me hizo muchísima ilusión verla: ella le achuchó y le hizo carantoñas y es imposible de explicar lo que yo sentí. Tengo la imagen grabada en mi mente para siempre: la doctora M. alzandole en el aire sonriendo los dos, han pasado tantas cosas desde julio de 2014…

Y cuando salí lloré. Por lo dura que fue la espera. Porque no se olvida. Porque he conseguido a mi bichito precioso y porque me dirigía a reunirme con…. ¡¡PARTE DE LA INFERTILPANDY!! (Para las que no lo sepan, es la pandy de twitter de buscadoras con problemas de fertilidad / infertilidad )

María Casas, una futura mamá vino de fuera para pedir opinión en mi clínica y por ello hicimos una quedada  Mandarina, OlgaFIV, y Lagalu… Qué dispares y que parecidas: Una en ovodonación, otra con su primera fiv fallida, otra en betaespera… cada una con su historia. Cada hijito de esta pandilla es esperanza, así que creo que Eric fue un rayito de energía y buen rollo.

¡Ha sido genial compartir el almuerzo con vosotras chicas! Me encantó desvirtualizar y ver que somos de carne y hueso siempre es genial. Fue muy bonito poner cara a estas chicas a las que sigo en Twitter, compartir experiencias y estar juntas un ratito! Espero que nos veamos prontito de nuevo

Un año de mi transferencia embrionaria

Llevo un día ocupada con mi Gusiluz llorón,  que odia la ola de calor, tiene sed y complejo de garrapata pegado a mi tetita… pero estoy todo el día pensando en que tengo que buscar aunque sea 5 minutos para celebrar con vosotras que hoy hace un año de la transferencia de embriones vitrificados que trajo a Eric con nosotros.

Un año desde que pusieron dos pequeñas estrellitas dentro de mí, y aquel día fue un día inolvidable, muy emocionante y lleno de esperanza. Tras la intervención guardé un día de reposo relativo y dos días más tarde nos fuimos de concierto, fue una betaespera tranquila y contenta en principio y más angustiosa al final… Hoy tengo a mi Gusiluz conmigo, de hecho aquí tenemos su primera foto hace un año.

IMG_20140731_103300

Y aunque en esta primera foto no podremos saber cual de los dos era mi chico, os enseño una foto con resultado un año más tarde…

SONY DSC

Chicas en búsqueda, tratamiento o en vísperas de empezarlo, retomarlo o continuar: NO OS RINDÁIS NUNCA, se consigue antes o después, estoy segura que de un modo o de otro vosotras también seréis mamás. Cada lágrima, cada incertidumbre, cada duda y día de la larga espera merece la pena.

Un cuento para explicarles la infertilidad

Hace un mes os conté que había decidido hacer un cuento para nuestros futuros hijos contándoles dulcemente el camino para llegar a ellos.  La verdad que es una cosa que se me queda enorme: yo no tengo idea de narrativa de cuentos y mucho menos de dibujar nada!

Pero no quería que todo quedase en un relato general, ya que tengo muchísima imaginación y puedo sacar cosas de esta cabeza loca. Así que decidí imprimirlo y ayer lo recibí. Compartí en Twitter lo contenta que estaba con haber recibido nuestro cuento y muchas amigas de la #infertilpandy me están animando a que suba alguna imagen del libro.

¡A mí me da muchísima vergüenza! Pero las cosas de dentro y que vienen del corazón son bonitas siempre, así que finalmente me he decidido a enseñaros algunas de las páginas.

  • Esta es la portada del libro… es una clara referencia a este blog 🙂

20141112_092641

 

  • Después cuento nuestra historia y nuestra relación  en pocas páginas hasta llegar a este momento tan doloroso por el que hemos pasado todas las que tenemos uno u otro problema de fertilidad. ¿Qué está pasando? ¿Porqué no llega el positivo?
20141112_092425

¡Qué triste estaba yo!

 

  • Entonces cuento cómo me explican donde pueden ayudarnos a conseguirlo. Y  vamos a visitar a esos magos y hadas para ver que podemos hacer para conseguir el bebé

20141112_092438

 

  • Después contamos el proceso en el que tenemos que juntar un trocito de corazón, un poquito de sonrisa y juntarlos para crear una chispa. De esa chispa (fecundación) saldrían estrellas (embriones) para colocar en la tripa.

cuento para contar a tus hijos tratamento fertilidad fiv

20141112_092557

 

  • ¡Y al final una estrella se quedó bien pegada a la barriga! Y fueron felices y comieron…
20141112_092537

Mr. Popero dice que le he dibujado aquí como a Enrique Iglesias… no está muy conforme, jajajaj!

 

El cuento tiene una moraleja en la última página, en la que se dice que hay que perseguir los sueños, y que está en uno mismo ser valiente e intentarlo… como lo hemos hecho y lo siguen haciendo muchos papás que están inmersos en los tratamientos de reproducción asistida.  Por eso al principio tiene una dedicatoria, en la que estáis muchas de vosotras. Seguid creyendo firmemente en vuestro sueño, porque lo vamos a conseguir todas toditas.

cuento para contar a tus hijos tratamento fertilidad fiv

Anoche me quedé dormida temprano en el sofá y me fui a la cama. Cuando vino Mr. Popero a la cama noté que no había apagado la luz, ¿estaría leyendo? Me giré y estaba con el cuento entre las manos, con una sonrisa tierna de oreja a oreja. Me preguntó muy emocionado que porqué tenía alas todo el rato, si cuando me conoció sí que era un angelito, pero decidió cortárselas para quedarse al lado de la principessa toda la vida. Te quiero mucho, amor…