Su primer día de Cole

El lunes fue el primer día del colegio de Eric, creo que yo estaba mucho más nerviosa que él! Este verano le hemos ido hablando del colegio de “medianos” con mucha tranquilidad, enseñándole el edificio, comentándole que iba a conocer nuevos amigos…

Hemos tenido la gran suerte de conseguir plaza en un colegio que cumple todo lo que nos gusta: Educación pública (y laica, evidentemente), colegio pequeño y que esté cerca de casa, creemos que es primordial en educación infantil y primaria.
Hay muchas personas que le dan importancia a otros factores, al igual que al tema de la extranjería. Nuestro barrio es un barrio muy mestizo con niños de todas las nacionalidades y credos y nos parece enriquecedor convivir una cultura diferente cerca, ya que naturalmente educa a los niños en la tolerancia.  Nos da igual, lo importante es que se pueda dialogar con las familias y educar en la convivencia, pero lo dejo aquí porque se merece otro post el tema de el porqué algunos van a la concertada…

REUNIÓN INICIAL Hasta tres días antes no sabíamos el horario de adaptación, ni los materiales a llevar, ni casi nada… pero bueno, nos pusimos las pilas el fin de semana para tener todo lo más completo posible. Los materiales que tienen que llevar los alumnos de 3 años son

  • 1 taza de plástico
  • 6 fotografías tamaño carnet
  • 2 rollos de papel de cocina
  • 1 paquete de toallitas húmedas
  • Babi opcional y llevado puesto desde casa
  • 1 ropa de cambio completa en una mochila marcada
  • 1er trimestre del método Friendly 3ª edición de Edebé

Los materiales se van a comprar con el sistema de cooperativa, aportando 20€ a una cuenta común que gestionamos los padres. El centro cuenta con auxiliar en educación infantil y con enfermera.
Su maestra se va a llamar Carmen y él ya iba con el nombre aprendido y muy ilusionado por conocerla. Durante el fin de semana le hablé mucho de ella y le enseñé las fotos que había hecho del aula y de sus pequeños baños, de los juguetes y las amplias ventanas de su clase.

SU PRIMER DÍA Estuve todo el fin de semana muy nerviosa con los preparativos, ¡mi niño se hace mayor! Pero más que nervios y penas, lo que tenía es una ilusión tremenda por comenzar esta etapa tan tan bonita, donde va a aprender tanto y tanta huella le va a dejar como persona.  Esta semana he cambiado el turno y trabajo de tarde, para encargarme de su adaptación.

Me desperté super temprano y desayunamos tranquilamente. Nos duchamos y vestimos y salimos de casa veinte minutos antes en los que yo no daba pie con bola. Me estoy dando cuenta que siempre que tengo nervios, me pongo a recoger como loca e intentar dejar todo perfecto y casi se me olvida esta foto antes de salir de casa… Estaba súper contento, verdad?WhatsApp Image 2018-09-10 at 09.49.43.jpeg

Su primer día empezaba a las 10,15 y sólo estaría 45 minutos. En la puerta me encontré con otros papás que había visto en la reunión inicial y estábamos todos muy nerviosos e ilusionados al acompañar a nuestros peques ese primer día tan importante. En su franja horaria sólo había 6 niños y aunque algunos pusieron un puchero, otros lloraron, Eric entró fenomenal sin volver la vista atrás. Nunca olvidaré las caritas de las maestras recibiéndoles, la emoción del momento en la escalera del cole, y cómo Eric miraba curioso, respetuoso y observador ese nuevo espacio. ¡Qué bonito!

En los 45 minutos siguientes aproveché para arreglar unas cosas del comedor en secretaría y entregar la documentación necesaria para que empiece la semana siguiente. Y en seguida se hizo el momento de irle a buscar y Carmen me lo trajo diciéndome que había sido genial, que súper bien el primer día y él estaba tranquilo y feliz.

El segundo día de colegio fueron también 6 niños durante 45 minutos. Los 2 días siguientes se amplían a 1.30 horas y mezclan ya en grupos de 12,  y el quinto día ya irán todos juntos, los 23 alumnos.

En resumen, no puedo estar más contenta y orgullosa de nuestro Pequeño, que poquito a poco, se está convirtiendo en un niño mediano, ayy! Qué rápido va esto!!!!

 

 

 

Anuncios

Operación Pañal

El tema del colegio y los pañales me traía un poco loca. Es cierto que Eric está siendo un poco tardón para controlar esfínteres pero es que hasta hace muy poco lloraba al ver el orinal y no quería ni verlo y por supuesto yo no iba a obligarle. La presión social al respecto, como siempre, un coñazo: Que si va a ir al cole, que le siente, que le ponga, que si aún lleva pañal, que blablabla

Con los 35 meses ya cumplidos (hace tres semanas), su educadora Gemma me comentó que estaba empezando a mostrar interés y a sentarse en el orinal. Así que hace menos de tres semanas decidimos empezar a ver que pasaba…  Yo me estaba agobiando bastante porque no veía el momento en que el peque quisiera dejar el pañalete y empezar a usar el orinal. No le veía preparado cuando creo que la que no lo estaba era yo. Y nos ha sorprendido para bien, como suele ocurrir en estos casos.

¿Cómo lo hicimos entonces?

Empezamos a ponerle en el orinal un domingo cada hora en punto. A veces hacía, a veces no y a los pocos minutos se lo hacía encima! OMG! Decidimos unar una especie de panel de recompensas para utilizar sólo para nosotros para llevar un control diario de cómo va la evolución y cada cuanto hacía en el orinal o se le escapaba.

Semana 1. Antes de Semana Santa.  Semana loca en la que Mr. Popero tuvo mucho trabajo y llegaba súper tarde y me encargué yo unos cuantos días. Se hacía varias veces pipí encima (dos o así), y por supuesto aún no lo pedía. Había que ponerle. Y la caca se escondía en un rincón y te avisaba después. Menos mal que nos dimos cuenta pronto y observándole ya detectábamos las señales.
Como guinda al pastel, ese fin de semana nos fuimos fuera de casa rural con 12 amigos más, y fue divertido estar detrás de él cada hora y poco para que no se hiciera pis cual perrete por los rincones e íbamos con el orinal a todas partes. Pero poco a poco se iba dando cuenta del pis.

Semana 2. Semana Santa. Semana de avance total ya que aunque no tenía las rutinas de la guardería como referencia,  las vacaciones de su papá y mayor disponibilidad mía (sin academia de oposición esa semana) lo hizo mucho más fácil. Fuimos alargando el tiempo que estaba sin ir al baño, hasta hora y media.
Él empezó a ser consciente de qué sentía al hacer pis, que si  salía por el agujerito de la colilla y la tenía que sujetar, cuando terminaba y cuando aún le quedaba. Podría decir que fue consciente de la acción.
Lo peor: Mochila con orinal allá donde íbamos en plenas vacaciones y con dos mudas por si acaso, parecemos la familia de los caracoles.

Semana 3. Mayor avance. Vamos alargando el tiempo sin ir al baño y nos atrevemos a hacer pequeños viajes y excursiones sin orinal (a la biblioteca, al parque, a comprar…). Está aguantando más de dos horas y ¡aleluya! Ya es plenamente consciente de cuando tiene ganas y pide hacer pis!!! Y unos días más tarde también la caca!.
En la escuela nos comentaron que la semana anterior había sido decisiva y que habíamos hecho bien los deberes. Oeoeoeoeeee!!!
Comentar que por la noche le ponemos pañal, pero la noche del jueves se ha despertado diciendo que quería hacer pis!!! TOMA YA!!!

Semana 4. Dejamos el pañal en la siesta En esto nos ayudo mucho la escuela, ya que nos sugirió quitarselo en la siesta porque observaron que no mojaba el pañal en esas dos horas.

Semana 5. Dejamos el pañal de noche. Nos dimos cuenta que apenas mojaba el pañal por la noche y que cuando se despierta pie hacer pis en el orinal. Tiene alguna ruta de vez en cuando, pero es muy esporádico.

Semana 6-7 Hacemos pis de pie. Pensaba que estén paso iba a ser difícil, pero nos ha sorprendido un montón, qué campeon! De momento necesita que le sostengamos la colilla, porque se hace un poco de lio. Aprendió a bajarse con un dedo para abajo la colilla para que no se saliera del orinal y no apunta muy bien aún, jajaja.

Seguiremos informando!!!

3 añazos ya!

No puede pasar el día de hoy sin que escriba en el blog! Hoy mi cachito de cielo cumple 3 años, está hecho un mayor ya! Como no me canso de leer, los días pasan lentos, los años rápido. Hace tres años estaba en la sala de dilatación esperando conocer a mi amor, y hoy no he podido aguantar y le he despertado a besos cantándole el cumpleaños feliz.

WhatsApp Image 2018-04-06 at 09.17.24 (1)

¡Feliz cumple!

Este rubio que es la alegría de mi vida, tan feliz, tan cantarín, tan expresivo y juguetón. Un remolino que a veces me hace enfadar, con el que debería estirar un poquito más mi paciencia, porque es incansable. Se come los cuentos, me los cuenta a mí, disfruta en su escuela, ya dice que tiene sus mejores amigos, le encanta hablar conmigo,salir en patinete, comer chocolate a ratitos, que le cante canciones e ir al teatro.

Ahora ya estamos pensando en la matriculación del cole, en la operación pañal – que no se me puede olvidar un post al respecto- y veo que el bebé se escapó hace mucho tiempo y ya tengo un niño pequeño capaz de razonar, de dar conversación, de jugar al escondite. Y estamos muy orgullosos de que sea tan autónomo conforme a su edad: que se vista, que ponga su mesa cada día y lleve la ropita al cesto de la ropa sucia . Se me escapa el tiempo entre los dedos, pasando hojas de la agenda cada día, escribiendo en una libreta todas sus ocurrencias.

Se han ido las primeras palabras y ya las va pronunciando bien: las momos ya son motos, los tetok helicópteros y los mamos, hipopótamos. Pero aún quedan los sabo, ponido, belúlula (libélula), supersubmarino y las erres pronunciadas de trapo, que me enamoran.

El día de hoy intentaremos hacerlo especial, aunque va a hacer mal tiempo y va a llover! Para la escuela hemos preparado unos regalitos para sus amigos: Unas bolsitas con un globo cumpleañero y plastilina (las mamis me odiarán porque van a ensuciarlo todo OMG!).
WhatsApp Image 2018-04-06 at 09.17.24Esta tarde estaremos en casa que vienen sus abuelos y su Tito cada uno desde su ciudad para pasar el fin de semana con nosotros. Cantaremos el cumpleaños, iremos a dar un paseo al parque si nos deja y nos iremos a cenar.

Y mañana la idea era ir a ver a los animales al zoo, pero va a llover, así que haremos fiesta en casa con mis padres y pondremos decoración, piñata, tarta y regalos!

Sé que muchas con esta edad ya hacéis fiestas con peques y demás, pero en nuestro caso hemos querido esperar un poquito más, a que él sea más consciente y hacerlo todo casero, ya que vienen los abuelos a propósito.

Por cierto… ayer le preguntamos qué quería de cumpleaños y entre trenes, vías y coches de bomberos terminó diciendo que una hermanita!! OPSSS!!! Tendremos que esperar un poquito más, pero no nos podemos rezagar mucho… Ya os contaré!