23 meses de amor: Orinal, Pañal y frases

Este mes Eric ha bebievolucionado un montón, ¡vaya enano está hecho!

  • Hemos alcanzado los 11 kilos, ueeee!! Parecía que nunca iba a ocurrir, pero hemos pasado esa barrera. Es una chorrada pero desde que toma la Desloratadina no se ha puesto malito con ninguna –itis. Además, esta subida de peso ha provocado que pasemos definitivamente de la talla 4 a 5 de pañales, porque por las noches la talla 4 empezaba a desbordarse y a quedarle muy muy justa.
  • El 10 de febrero, unos días después de cumplir los 22 meses hizo pipí por primera vez en el orinal, ¡vaya fiesta! Llevaba un tiempo señalando al baño cuando nos veía a nosotros y gritaba pipiii!!!! Y cuando le dije que si se quería sentar en el orinal dijo que sí y allí apareció el pequeño charquito feliz. Y 3 días más tardes, pidió la caca e hizo caca….¡wow! qué divertidoooo!!!! Se puso super contento al ver su caca en el recipiente.  Aunque la verdad que como no le pregunto no lo ha vuelto a hacer más, aunque no es un tema que me agobie.
  • El vocabulario es cada vez más amplio y dice un montón de expresiones y se sabe muchísimos animales. Además repite todo como un loro. Ha empezado a separar con criterio los colores básicos: azul, rojo, naranja, verde y amarillo. Llama a los electrodomésticos por su nombre, dice muchos verbos (coger, subir, bajar, comer, mimir, jugar…) y llama a muchas personas por su nombre. También ya sabe decir MIO a sus cosas y cuando quiere comer solito aún dice TU, para decir que lo hace él (en lugar de YO)
    En los últimos días está empezando a intentar hacer frases, ya no dice coche, sino ta tata ta ta tata el coche? Entona perfectamente la pregunta aunque el principio parece una especie de tartamudeo, nos partimos de risa.
  • Está desarrollando muy bien los temibles 2 años, es un montapollos profesional y le enfada últimamente ponerse el babero, hacer que se siente en la trona o que desayune sin restregar la galleta por todo el sofá… Llora sin piedad, pero somos bastante sargentos y le calmamos pero no le dejamos, porque sabemos que es berrinche puro y duro.
  • Está empezando a correr que se las pela... y nosotros detrás, claro… No conoce el miedo, ni la vergüenza, y cuanto más le perseguimos más rápido va. Especialmente cuando no puedo correr muy bien detrás, como en el vestuario de matronatación que estoy en pelota picada.
  • Tiene una gran mamitis, le encanta que sea yo la que lleva a dormir, la que le de de comer, le coja por la mañana y le de besitos sin parar. Y a mí me encanta, cómo no.
  • El 22 de febrero, con 22 meses y medio le están apuntando las dos últimas muelas inferiores. Las de arriba están muy inflamadas, pero aún les queda para romper. ¡Así está mordiendo chupetes y cosas sin parar! Hoy el día de su cumplemes, ya tiene su muela izquierda casi fuera.
  • Come como una lima… plato principal, yogur, fruta… ¡De todo y le chifla! Últimamente estoy un poco sosa con el desayuno, que lo basamos en galletas, pan tostado, tostadas de espelta o cereales, a ver si me ilumino y cambiamos un poquito. Hay días en los que voy más pillada y tengo que dejarle los dibujos para darle de comer yo, y me da mucha pena porque nunca me ha gustado este método, pero sino no llego a trabajar, literalmente.

Y nada… en un mes estamos de cumpleaños… ¡qué rapido va esto!

Ya están aquí los primeros dientes de Eric

Eric llevaba una semana un poco molesto, despertándose mucho por las noches, con mucha mamitis y tetitis. ¡Eran los dientes! Fue el miércoles 16 de septiembre, antes de cumplir los 5 meses y medio.

El día anterior estuvo muy lloroso y demandante, casi puede con mis fuerzas…y la tarde-noche del miércoles se puso a llorar sin sentido. Pensábamos que era sueño, pero se me ocurrió meterle el dedo índice en la encía y había roto la encía. Al día siguiente le compré una crema con un ligero anestésico para aliviarle, pero parece que lo que más le gusta son sus mordedores, la cuchara con sus primeros purés y sobre todo la tetita de mama!

La dentición se da como media sobre los 7 meses, pero hay niños que empiezan antes de los 4 meses y otros incluso alrededor del año, así que puedo decir que mi pequeño ha sido precoz en este sentido. Como véis en el siguiente dibujo los primeros en salir son los incisivos inferiores, a mi pequeño le han salido los dos a la vez.

Una cosa que me ha sorprendido es que salen rápidamente… En 4 días ha pasado de un piquito a tener los dos dientes asomando, ¡qué rápìdo va esto también!. Y la verdad que está mejor de lo que pensaba, ya que sólo le he puesto la crema una vez. Quizá esté tan acostumbrada a que sea un pequeño mimoso demandante, que no noto diferencia, jejeje…

Y vuestros peques, ¿qué tal van con su boquita?, ¿en qué mes empezaron con la dentición?