Pensando en el segundo hijo…

Desde hace un mes o así, la gente de mi entorno ha empezado a preguntarme si voy a ir pensando en tener un segundo hijo. En primer lugar decir que me alucina en general las prisas que tiene todo el mundo para organizarte la vida y meterse en lo que no les importa.

Pero bueno… me ha dado por pensar y verás… Yo pensaba que era conveniente que los niños se llevaran poco tiempo. Primero por ellos y luego por el hecho de no tener que recoger todas las cosas del bebé en un trastero para volverlas a sacar (cuna, cambiador, bañera, juguetes, etecé, etecé...)

Con la cesárea iba a esperar al menos año y medio desde el parto para empezar a dejar de  poner medios anticonceptivos  y ¿quién sabe? He pensado quizá me quede embarazada de modo natural (oooh ilusa, estas cosas no pasan)… o sino en una situación normal cuando lleve medio año de búsqueda natural sin éxito, iré a buscar mis embriones vitrificados.

En resumidas cuentas yo pensaba  ir a buscar  a los dos años de dar a luz. Y, ¿sabes que he pensado? Que para esto queda menos de un año y no tengo ningún interés por hacerlo. Eric sigue siendo un bebé y creo que tengo muchas cosas que enseñarle, y él a mí antes de tener un hermano. Así que hemos decidido alargar los plazos y hasta que no vaya al colegio no vamos a tener otro hijito.

Además de que es carísimo mantener a dos niños en época de guardería, que estoy en un puesto muy tranquila pero en el que no me veo embarazada…  prefiero disfrutar de Eric hasta que esté bien crecidito y sea un poco autónomo y luego del otro. No tenemos prisa y tenemos 6 embriones bien gordotes que pueden esperar algún año más…

Un año de mi transferencia embrionaria

Llevo un día ocupada con mi Gusiluz llorón,  que odia la ola de calor, tiene sed y complejo de garrapata pegado a mi tetita… pero estoy todo el día pensando en que tengo que buscar aunque sea 5 minutos para celebrar con vosotras que hoy hace un año de la transferencia de embriones vitrificados que trajo a Eric con nosotros.

Un año desde que pusieron dos pequeñas estrellitas dentro de mí, y aquel día fue un día inolvidable, muy emocionante y lleno de esperanza. Tras la intervención guardé un día de reposo relativo y dos días más tarde nos fuimos de concierto, fue una betaespera tranquila y contenta en principio y más angustiosa al final… Hoy tengo a mi Gusiluz conmigo, de hecho aquí tenemos su primera foto hace un año.

IMG_20140731_103300

Y aunque en esta primera foto no podremos saber cual de los dos era mi chico, os enseño una foto con resultado un año más tarde…

SONY DSC

Chicas en búsqueda, tratamiento o en vísperas de empezarlo, retomarlo o continuar: NO OS RINDÁIS NUNCA, se consigue antes o después, estoy segura que de un modo o de otro vosotras también seréis mamás. Cada lágrima, cada incertidumbre, cada duda y día de la larga espera merece la pena.

Feliz cumpleblog y día de la madre!

Hola!

Llevo 4 semanas de locura… 4 semanas desde que ingresé en el hospital. El postoperatorio está siendo duro y la verdad que me gustaría tener más tiempo para dedicar a este blog que tanto he cuidado en este año…

Un año con De Estrella a Mama

El 26 de abril publicaba mi primer post donde explicaba el porqué y como habíamos llegado hasta el tratamiento de fertilidad . Me hubiera gustado como otras mamis haber contado esa parte del proceso, la de esperar al tratamiento y compartir todos los pasos y lo mal que se pasa, pero intenté explicar en una presentación quien era y la carta que tanto tiempo me había negado a escribirle a mi Estrellita. Y hoy mi estrellita se llama Eric y me lo como cada día a besos.

Hace unos meses me imaginé que estaría muy liada para hacer un concurso guay en el blog para celebrar este primer año… pero ¡ay, si que esoy super liada! Y no he tenido tiempo, pero dentro de poco algo se me ocurrirá, lo prometo!

Feliz día de la madre

Hace un año el día de la madre me dolió muchísimo… muchísimo… como a todas las que están buscando al bebé que no llega. Pensaba que qué injusto era todo, porqué yo no podía llenar mi vida con un bebé como el resto de las mujeres del mundo. Odié Facebook, las fotos de Whatsapp de todo el mundo y me sentí un bicho raro.

Y un año más tarde tengo a mi pequeño con los calcetines tipicos de “I love Mum” y más tonta que todas las cosas venga a darle besos y feliz de la vida por tenerle a mi lado.

Por eso este año quería seguir felicitando a todas las madres del mundo y ahora sé que se puede ser madre y que como dije el año pasado ya lo somos las que lo buscamos con amor incluso antes de tener al bebé en brazos, porque esto hace que te imagines como madre y cómo serás cuando lo seas. Para las que ya lo son, para las que van a repetir y especialmente para las que tanto les costó y les está costando llegar a serlo!

Y felicito a mi madre y mi abuela que este año han subido de categoría a abuela y bisabuela respectivamente. ¡Os quiero mucho!

El parto


Despuués de 15 días al fin me pongo a escribir el parto… Intentaré hacerlo a modo de diario, con horas y demás… espero que Mr. Popero me ayude a ordenar y recordar lo que la oxitocina se encargó de borrar…

Sábado 4 abril de 2015

Después de estar varios días con pródromos de parto, por la mañana parece que la cosa se anima

00:00: Empiezo a contar dolorcillos y contracciones esta noche en la cama, son irregulares. Soy consciente de ellos cada media hora aproximadamente, pero noto que empezará todo pronto.

11:00 AM Viene mi padre de visita y a traerme un bollo típico de Semana Santa  y vamos juntos a la frutería. Ya noto una “especie de contracciones”, dolor de regla que me pone la tripa dura y me hace parar de pie y que se irradia hacia la espalda, cada 10 minutos aproximadamente.

17:00 – 20:00: Empiezan a acortarse los tiempos, pero los dolores son soportables. Seguimos apuntando y me doy cuenta que tengo una contracción cada 5 minutos, durante una hora. Decidimos ir al hospital

20:00- 22.30: En el hospital me hacen un primer tacto, y me ponen en monitores.  y el resultado es dinámica irregular y que tengo el cuello borrado al 30%, pero dilatación 0. El diagnóstico es que estoy en pródromos de parto, pero todavía no es parto. Me dan una nueva pauta que a mí me parece bestial: Una contracción cada 3 minutos, durante dos horas para volver.

Mi madre me llama, están en el cumple de mi primo y decido fingir y no contarle donde estoy para no asustarla antes de tiempo. Nos vamos a casa y decidimos cenar un poquito.

Domingo, 5 abril 2015

00:00 – 06:00 : Empieza el festival. Las contracciones son cada vez más dolorosas y estamos soportándolas toda la noche en el salón, habitación, baño, cocina… Tenemos que esperar a la dinámica regular y tener una cada 3 minutos. Es muy muy doloroso y la noche se hace eterna. Me ducho, estoy encima de la pelota de pilates y hago las respiraciones intentando aislar el dolor… es muy difícil.

Cuando estamos en esa dinámica, decidimos ir al hospital. El camino es horroroso: cada bache, badén y las contracciones…uff

07:00 – 9:00: En el hospital vuelven a explorarme y el resultado es que estoy de 2 centímetros aún. Insuficiente para quedarme. Aún así me hacen otro registro y es un rollo: Me tumbo y las contracciones son bastante fuertes (80-90), pero se espacian en el tiempo. Me cabrea, con lo que me ha costado pasar esta noche y me mandan de nuevo a casa con unos dolores increíbles… ahora entiendo lo de “cuando te pongas de parto, lo notarás”.

9:00- 13:30: Vuelvo a casa y llaman mis padres. Ya no se lo puedo ocultar… y deciden venirse a casa desde el pueblo para ver como estoy. La verdad que me agobia un poco, porque no me gusta que me vean sufrir de esa manera. Mi madre intenta calmarme, sufre conmigo y no me gusta…

Las contracciones son bestiales, muy rítmicas… pero intento aguantar el máximo posible en casa. Llega un momento que no lo soporto más y decidimos volver por tercera vez al hospital. Mis padres nos llevan en su coche y guardamos todas las cosas en su coche.

13:30- 15:30 El ingreso. Después de estar 15 horas con contracciones fuertes (y para mí de parto total) empieza el parto. Me hicieron un tacto y me pusieron en monitores y una vez más volvió a bajar el ritmo y en el hospital parecían cada 5 minutos, aunque sí… llegaban a 100…

Deciden ingresarme aunque todos dicen que estoy muy justa… 3 cm. Me dan una bata y me piden que me desnude. Me preguntaron sobre alergias y demás… y me llevaron a la sala 9 de dilatación del hospital,

15:30 -21:30 : Pronto vino a presentarse la matrona (me parece increíble no acordarme de su nombre, pero así es). Mr. Popero le dió el plan de parto, lo revisó y vino a comentarlo conmigo diciendo que era genial y que se iba a respetar todo siempre que fuera  posible… ¡hasta me dejaban tomar líquidos! (Si hubiera sabido entonces lo que se iba a tener que alterar, no me lo hubiera creído)

Me recomendó andar por el pasillo lo máximo posible y así lo hice. Para ello, me pusieron la monitorización inalámbrica. Estuve hasta las 18:30, pero ya estaba destrozada de todo el tiempo que llevaba con dolor… me empezaban a fallar las piernas, a temblar… e incluso llegué a vomitar algo verde en el lavabo, que lo dejé perdido.  Había llegado a mi tope y a las 18:30 me hicieron un tacto, seguía en 3 cm  y la dinámica seguía siendo un poco irregular y había dos opciones: seguir andando (imposible) o intentar otras vías.

Ya no podía más y necesité ponerme la epidural o tenía la sensación de desmayarme. Me pareció que pasaron horas hasta que llego la anestesista del quirófano, y la verdad que poner la epidural fue molesto, pero un descanso enorme.  Por cierto, estaba tan dolorida, que quise la epidural normal y pasé de la walking. La otra cara de la moneda es que para que esto arrancase había que romper la bolsa y así se hizo,  y al rato empezar con la oxitocina. El parto necesitaba arrancarse. 

21:30 –  9:30 Empezó el turno de noche y entró un nuevo equipo (iban en turnos de 12 horas). Supongo que sobre esta hora mis padres se fueron a casa, porque les dije que así lo hicieran para descansar, me costó convencerlos,eh!!

La nueva matrona se llamaba Elena, era majísima y volvió a hablar conmigo del plan de parto, tranquilizándome y demás. La epidural me bloqueaba la pierna derecha y era una sensación incomodísima, la pierna se me caía. Lo bueno es que pudimos descansar y dormir un poco, y cada tres horas venían a hacerme tacto… en cada uno de ellos iba lentísimo y los ginecólogos de la noche me parecieron un poco más bordes. Era tan lento, que en lugar de dilatar un centímetro cada hora, lo hacía cada 3. A las 4 de la mañana, aún estaba de 5 centímetros y decidieron colocarme un monitor interno, porque perdían las constantes de bebé y contracción.  La verdad que aunque a priori pueda parecer muy molesto, me alivió no tener las correas en la barriga presionando.

De vez en cuando se pasaba el efecto de la anestesia y podía usar la pera para cargar un poquito más, y tuvo que volver la anestesista a ponerme un chute grande. La sala de dilatación no tiene ventana y pierdo la sensación de día y noche.

A las 6:00 de la mañana escriben mis padres pensando que Eric ya está aquí y Mr. Popero les dice que no, así que deciden venir al hospital a las 8:00. Ya llevo más de 12 horas de parto y me dicen que no voy a poder donar la sangre del cordón, otra leche en la cara…

Lunes, 6 de abril

9-30 – 12:00 

 A las 9:00 entró un nuevo equipo y me hicieron un nuevo tacto y me comentaron que si no seguía el parto tendrían que tomar una decisión: se referían a la cesárea.  Sobre las 10:00 mis padres consiguen un pase y pueden entrar con nosotros a la sala de dilatación, están bastante angustiados y tengo que animarles para que me vean bien (ayyyy).

A las 11:00 vinieron a hacerme un nuevo tacto, ya estaba completa! Qué ilusión, tantas horas habían merecido la pena!! Tenía un pequeño reborde en el cuello que intentaron terminar de borrar empezando a empujar. Y así vinieron las matronas y nos enseñaron a empujar en la misma sala de dilatación ( 3 veces en cada contracción y al parecer, lo hacía bastante bien 🙂 ). Yo estaba cansadísima, pero  con fuerzas para ello. Mr . Popero me ayudó muchísimo a respirar, empujar y llevar el ritmo…

A las 12:00 deciden llevarme a Paritorio, pero antes quieren hacerle una prueba a Eric, PH FETAL INTRAPARTO extrayendo sangre de la cabeza del bebé, han visto algunas bajadas en su pulso en los pujos y quieren asegurarse de que todo saldrá bien. Si la prueba sale mal, tendrán que hacer cesárea por el bien del pequeño. Mr. Popero aprovecha para sacar a mis padres las maletas para que las lleven a la habitación. Yo estaba muy mosqueada, había mucha gente en el paritorio (los 3 ginecólogos, dos auxiliares, dos matronas, anestesia…). Después de la prueba, se la llevan a analizar… y de repente alguien grita… ¡00!

12:10:  PH 7,00.  Cesárea muy urgente.

Ni idea que era 00, pero de pronto me cogieron entre cuatro en volandas y me cambiaron de nuevo a la cama. Ya sabía que iba directa al quirófano.

Me sacaron en volandas del paritorio y me llevaron corriendo por el pasillo. Y yo me dejé llevar. No sabía que era ese 00, pero quería que sacaran a Eric ya, que estuviera bien. Recuerdo abrir los brazos en cruz mientras la anestesista me ponía un bolo de epidural chocándose con los armarios del pasillo. Pasé corriendo los boxes de reanimación y entre otros 6 me colocaron en la mesa de quirófano, me quitaron el camisón, me ponían electrodos, mascarilla, limpiaban mi vientre, colocaban un “plástico en mi tripa” y sentí el bisturí. Y chillé, ay!!! Y entonces volvieron a ponerme la mascarilla y en menos de 10 segundos estaba dormida. Anestesia general. Intubada. Que salven a mi niño por favor.

Reanimación

El siguiente recuerdo que tengo es abriendo los ojos en la camilla y ver la cara de mis padres angustiada… Durante dos segundos pensé que le había perdido y en seguida me dijeron que era muy bonito, que estaba bien.  Y luego en el otro lado a Mr. Popero, diciéndome que el bebé estaba muy bien. Salía de quirófano y me dirigía a reanimación, me dolía muchísimo y no paraba de decir ” me duele, me duele mucho”…

Me dejaron sola a oscuras en reanimación y volvieron a las 16:00 a verme, no podían estar todo el rato conmigo. Mi marido me enseñó una foto del niño de su móvil, que yo ví a medias… ¡era él! ¡Estaba bien, estaba vivo de verdad!
A las 17:00 Mr. Popero trajo a Eric de neonatos, me lo pusieron en el pecho a hacer un piel con piel tardío y se enganchó a mi pecho… Todo esto me lo ha recordado mi marido, porque yo lo tengo a flashes en mi mente. Es una pena tener este recuerdo emborronado a golpe de anestesia y sedación, pero nunca olvidaré la silueta de mi chico trayendo a nuestro hijo, y colocándolo sobre mi pecho y por primera vez los tres juntos. Lloramos de felicidad. Ya éramos tres después de tanta lucha durante nuestra FIV y el parto…
20150406_224556

En las siguiente horas me quitaron la sonda, me dieron unos palitos para refrescar la boca, después un poquito de agua,  se  volvieron a llevar al niño sobre las 19:30 para hacerle una prueba y me lo llevaron a la cama de nuevo.  La verdad que todo esto para mí pasó como si fuera un momento…

20:00 ¡A la habitación!

Estuve en reanimación hasta las 20:00 horas, ya que tardaron mucho en firmar mi alta y subí a la habitación con él al lado, con un camillero muy veterano que decía que estaba en prácticas… y esa misma noche me hicieron ponerme en pie para hacer pis, y la noche fue larga…

Y aunque este parto parece largo, duro y jodido para acabar como acabó, lo más doloroso de todo fue cuando Mr. Popero me contó que el bebé había nacido regular. El PH 7,00 indica que algo va mal, es acidosis y  lo mínimo para el bienestar fetal es de 7,19. Eric estaba sufriendo, podía estarse asfixiando.

El test de Apgar en el 1 minuto era de puntuación 4, muy bajito. Eric nació con respiración costosa, no lloraba y tuvieron que reanimarle con oxígeno durante dos minutos para que se estabilizara su respiración. En el minuto 5, el test de Apgar dió 9 de puntuación. No quiero ni pensar que hubiera pasado si hubiera estado en otro hospital, incluso en muchos privados que no cuentan con este equipazo de gine y neonatología.

Y desde aquí quiero dar las gracias al Hospital 12 de octubre de Madrid por esos pedazo de equipos que intentaron respetar mi parto, hacerlo lo menos artificial posible. Que lucharon conmigo para que así fuera, aunque no pudo ser. Y que salvaron a mi pequeño, que lo cuidaron y que gracias a ellos mi estrellita está conmigo. Se me saltan las lágrimas… muchas gracias.

Y hasta aquí mi parto, el cual para mí empezó a las 00 del domingo, cuando me cagaba de dolor… No a las 15:30 cuando aparece en el informe médico. El postparto… lo escribo otro día, porque sino creo que no volveré a tener más hijos, jejeje…

Baja laboral por enfermedad y baja por maternidad en la trabajadora autónoma

Como tengo esta información fresquita me gustaría pasaros a todas vosotras lo que he aprendido sobre la baja laboral (por enfermedad común) y la baja maternal cuando eres trabajadora por cuenta propia o autónoma.

A partir de la semana 30 de embarazo el bajón físico de muchas de las mamás trabajadoras es más que evidente. Pero como en mi caso soy autónoma nunca me plantee dejar de trabajar hasta el último momento para luego SI!, cogerme la baja por maternidad.

Pero las últimas labores de mi trabajo empezaban a dejarme cansada, cuando tenía que salir de casa a reuniones o visitas sentía pinchazos, me dolía la espalda. Y entonces me enteré que las mujeres autónomas también tenemos derecho a coger la baja laboral por enfermedad.

PRESTACIÓN por BAJA LABORAL   (ENFERMEDAD COMÚN)

En el caso de los autónomos, tenemos derecho a que se nos pague una prestación cuando tenemos una enfermedad común (vamos, la baja que todas queremos para que no empiece a contar la maternal  hasta que llegue el bebé).
Esta baja la da el médico de cabecera (yo fui a la doctora de la Seguridad Social y le dije que me dolía la espalda y que ya no podía más, en la semana 35 de embarazo.

– 1 al 4 día de baja laboral: No se cobra nada
– Del día 4 al 21 de baja laboral: El 60% de tu base de cotización de autónomos
– A partir del 21: El 75% de tu base de cotización de autónomos

Como veis es un poco miseria teniendo en cuenta lo que cobraría un empleado por cuenta ajena, que hay que seguir pagando autónomos para que te paguen poco…. pero no voy a entrar en esto, porque es otro tema que no viene al caso.

Qué papeles hay que entregar a tu mutua

Primero hay que ir a que el médico te valore y si te da la baja médica tendrás que llevar a tu mutua:

– El parte de baja médica
– Modelo de solicitud de tu mutua para el Pago Directo de la prestación de IT
– Modelo 145 de IRPF
– DNI copia
– 3 últimos recibos del pago de autónomos
– Copia de cuenta bancaria donde ingresarte el dinero correspondiente
– Declaracion de la situación de actividad para que la mutua presente en el INSS.  (vamos, como vas a dejar el chiringuito, si cesado , lo llevará otra persona, etc…)

A partir de ahí cada semana hay que envíar vía e-mail o presentar físicamente el parte de baja correspondiente. Hay mutuas que puedes enviarlo cada dos semanas… Lo importante en mi mutua es que a final de mes el gestor tenga todas las correspondientes a ese periodo en su poder, para liquidarte el día 10 del mes siguiente.

PRESTACIÓN por BAJA DE MATERNIDAD en trabajadoras autónomas

Voy a contaros exclusivamente la prestación por las 16 semanas de maternidad (nada de los 100€ de ayuda para madre trabajadora, descuento fiscal por tener un hijo, etc). El caso que una vez que nazca el bebé hay que ir a tu INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social más cercano) para poder empezar a tramitar tu baja por maternidad.

Pasos y papeles a rellenar

– Pedir cita en tu INSS vía electrónica, telefónica una vez que llegues a casa (ignoro si se puede ir directamente sin cita previa, dependerá del volumen de tu Comunidad Autónoma)
– Libro de familia con el  bebé registrado previamente (insisto, tienes que ir al registro antes de ir al INSS)
– Informe de maternidad del servicio de salud (el que te dan en el hospital)
– Alta de maternidad que te dará el médico de cabecera.
– Documento de prestación de maternidad – paternidad rellenado
– Recibos de tu base de cotización de autónomos de los últimos 3 meses
– También llevaré por si acaso la baja de prestación por enfermedad comúnque me de la mutua (aunque por teléfono me dicen que no hace falta ir a por ello sino que sirve con  alta de maternidad que te da el médico de cabecera)
– Declaración situación actividad

Y creo que no me dejo nada!!! Espero ayudaros con este artículo a entender un poco más el papeleo a seguir para que las madres autónomas accedan a la prestación por maternidad, o baja laboral en su caso.

En cualquier caso la información que os doy es acerca de la documentación que a mí me han requerido en mi mutua, INSS y demás y basada en mi experiencia. Antes de nada, contrastad en las páginas de organismos oficiales para chequear bien los datos, ya que puede que varíen de una Comunidad a otra y los mecanismos sean diferentes 🙂

 

Bebe en posición cefalica semana 36! Sorpresa!!

Hace dos días me encontraba mal: toda la tarde con dolor en la zona derecha del vientre , justo debajo de las costillas flotantes. La comida me llenó muchísimo y además tenía mucha sensación de estreñimiento. Salí un rato a pasear para ver si me calmaba y comenzó un dolor similar al menstrual y en la zona sacra, me costaba caminar.

No me aguantaba ni yo:  me ponía en la pelota a hacer círculos, hacía la postura del gato, intentaba gatear y le ponía luz en la parte inferior. Y le hablaba, le visualizaba bien colocado mientras me daba un masajito abdominal. Y la noche fue igual o peor y me levanté un montón de veces a intentar ir al baño y a bajar esa pelota que sentía alrededor y en los costados.

Y como remate a todo esto, ayer me desperté con la ropa interior mojada de un líquido claro, el bebé estaba muy quietito y seguía con dolor abdominal (yo lo acusaba al estreñimiento). No suelo alertarme, pero decidí desayunar y me fui a urgencias.

Llegué y me exploraron y el test de pérdida de líquido amniótico dió negativo (por cierto, qué daño el espéculo ese!!!). Y llegó la sorpresa cuando me pasaron el ecógrafo: Eric se ha dado la vuelta y se encuentra en posición cefálica. Tiene la cabecita en la parte baja, y el culete en la parte alta y una patita en mi costado derecho con el talón dando golpes, en plan rana.

Os podéis imaginar lo contenta que me puse, ya que tenía para dentro de dos días la maniobra de la versión cefálica externa y cuando escuché decir a la ginecóloga que no viniera, que se suspendía… ¡no podía dar crédito! ¡¡¡Que ya lo anulaba y a esperar el parto!!!!  Me dijo que el líquido amniótico tiene cantidad normal, pero tirando a baja así que es muy poco probable que se vuelva a girar, ya se quedará así hasta el parto.

No sé si ha sido debido a la suerte, al azar, o a los ejercicios que he hecho para que el bebé se volviera. Supongo que ha sido un poco de todo aunque no voy a negaros que he sido bastante escéptica, pensando que al final dependería de él y de mi cuerpo.

Después me pasaron a monitores donde estuve unos 30 minutos… Y pudimos observar que las constantes de mi Gusiluz están fenomenal y que tengo mini contracciones ( ¡¡ y yo sin enterarme!! ).  Me sentí muy contenta, ya que esta zona está al lado de las salas de dilatación y me ví a mí misma en una de ellas dentro de unas semanas, sufriendo y sintiendo el parto tal y como deseo… ¡¡ WIII!!

Por la tarde tuve visita con mi obstetra (que ya tenía programada) y  se alegró muchísimo de la buena noticia y cambió el protocolo a seguir. Me pesó, tomó la tensión, me hizo el exudado y me convocó en mi semana 38 para mi primer paso por registro – monitores sino me he puesto de parto antes… 

Me cuesta creer que haya tenido tanta suerte y que este pequeño haya tenido fuerzas y hueco para volverse… Estamos a un pasito. 36+6, mañana oficialmente ya estamos en un embarazo a término.