¿Cuánto cuesta mantener a los embriones vitrificados?

Desde que empezó el año empecé a pensar que en mayo de 2016 sería el momento de pensar en los embriones que tengo vitrificados. Cuando me hicieron mi fiv tuvimos como resultado 8 blastocitos y me transferí dos A en la transferencia.

Aún me quedan 6, que si no recuerdo mal son:

  • 1 blastocito tipo A
  • 4 blastocitos tipo B
  • 1 blasto tipo C

El proceso incluyó dos años de mantenimiento de la vitrificación de embriones y qué rápido pasa el tiempo que dentro de 4 meses se cumple. Pues bien, me he comunicado con la clínica y me ha dicho que mantenerlos cada año supone una cuota anual de 600€.

¡Ouch! Teniendo en cuenta que no me planteo tener otro hijo hasta que Eric vaya al cole (por motivos sentimentales – quiero disfrutar del peque mucho tiempo- y económicos – acabo de empezar en mi nuevo trabajo y sería dificil mantener dos guarderías, por no hablar de donde dejarles en caso de imprevistos… ), supondrá tener que ahorrar unos 1200-1800 euros.

Creo que todas las parejas infértiles fantaseamos con que dejaremos de usar métodos anticonceptivos y quizá suene la flauta, pero esta posibilidad es pequeña, de hecho ser reducirá porque yo tendré unos cuantos años más…

Pero sin embargo tengo mucha paz, mucha. Saber que tengo embrioncitos preciosos esperándonos, y una cantidad suficiente para no tener que pasar por la estimulación embrionaria ni el quirófano.

Esto nos da mucha tranquilidad. Ya gastamos mucho dinero, alrededor de 5.000 euros para una sóla fiv, pienso en 600€ y echo a temblar. Pero merece la pena ¿verdad?

 

 

 

Un cuento para explicarles la infertilidad

Hace un mes os conté que había decidido hacer un cuento para nuestros futuros hijos contándoles dulcemente el camino para llegar a ellos.  La verdad que es una cosa que se me queda enorme: yo no tengo idea de narrativa de cuentos y mucho menos de dibujar nada!

Pero no quería que todo quedase en un relato general, ya que tengo muchísima imaginación y puedo sacar cosas de esta cabeza loca. Así que decidí imprimirlo y ayer lo recibí. Compartí en Twitter lo contenta que estaba con haber recibido nuestro cuento y muchas amigas de la #infertilpandy me están animando a que suba alguna imagen del libro.

¡A mí me da muchísima vergüenza! Pero las cosas de dentro y que vienen del corazón son bonitas siempre, así que finalmente me he decidido a enseñaros algunas de las páginas.

  • Esta es la portada del libro… es una clara referencia a este blog 🙂

20141112_092641

 

  • Después cuento nuestra historia y nuestra relación  en pocas páginas hasta llegar a este momento tan doloroso por el que hemos pasado todas las que tenemos uno u otro problema de fertilidad. ¿Qué está pasando? ¿Porqué no llega el positivo?
20141112_092425

¡Qué triste estaba yo!

 

  • Entonces cuento cómo me explican donde pueden ayudarnos a conseguirlo. Y  vamos a visitar a esos magos y hadas para ver que podemos hacer para conseguir el bebé

20141112_092438

 

  • Después contamos el proceso en el que tenemos que juntar un trocito de corazón, un poquito de sonrisa y juntarlos para crear una chispa. De esa chispa (fecundación) saldrían estrellas (embriones) para colocar en la tripa.

cuento para contar a tus hijos tratamento fertilidad fiv

20141112_092557

 

  • ¡Y al final una estrella se quedó bien pegada a la barriga! Y fueron felices y comieron…
20141112_092537

Mr. Popero dice que le he dibujado aquí como a Enrique Iglesias… no está muy conforme, jajajaj!

 

El cuento tiene una moraleja en la última página, en la que se dice que hay que perseguir los sueños, y que está en uno mismo ser valiente e intentarlo… como lo hemos hecho y lo siguen haciendo muchos papás que están inmersos en los tratamientos de reproducción asistida.  Por eso al principio tiene una dedicatoria, en la que estáis muchas de vosotras. Seguid creyendo firmemente en vuestro sueño, porque lo vamos a conseguir todas toditas.

cuento para contar a tus hijos tratamento fertilidad fiv

Anoche me quedé dormida temprano en el sofá y me fui a la cama. Cuando vino Mr. Popero a la cama noté que no había apagado la luz, ¿estaría leyendo? Me giré y estaba con el cuento entre las manos, con una sonrisa tierna de oreja a oreja. Me preguntó muy emocionado que porqué tenía alas todo el rato, si cuando me conoció sí que era un angelito, pero decidió cortárselas para quedarse al lado de la principessa toda la vida. Te quiero mucho, amor…

 

Las primeras banderillas

En los dos últimos días me he puesto las primeras inyecciones de Puregon, y la verdad que no ha sido nada complicado, aunque sí da un poquito de respeto.

Como os comenté el otro día me dieron el Puregon Pen en mi clínica y me enseñaron a utilizarlo en atención al paciente. Cuando compré Puregon 900 (358 euros la broma, que me va a durar para 5 días nada más…), lo metí en la nevera. Este medicamento viene con 9 micro agujas, que puedes colocar en la cajita del boli y guardar en la nevera.

El  montaje del boli es muy fácil. Introduces el medicamento con la membrana mirando hacia la punta del boli, y después cargas en el visor posterior la cantidad que te haya indicado tu doctor,en mi caso son 175 Ui.

El siguiente paso que hago es introducir la aguja en la parte de abajo, que va a rosca. Después de quitar un capuchón más grande,  quitas la punta de plástico que puedes ver en la foto que te he puesto a continuación, y ya tienes la aguja preparada (unos días atrás os dije que me sonreían desde la nevera, hoy estaban mirandome desafiantes)

El primer día fue un poco más cristo, porque después de cargarlo todo, y tener a mi chico dándome ánimos al lado, limpiar la zona, me introduje la aguja – que no duele nada- y luego era incapaz de apretar el émbolo trasero para introducir la medicina. Le dije a mi chico que me ayudase, pero él era incapaz de hacerlo por si me hacía daño.

El caso es que con los nervios sacamos la aguja y yo estaba acojonada por si habíamos tirado 60 euros a la basura. Pero más valiente que cortés, volví a introducirme la aguja y lo inyecté yo misma. ¡Oye que cuesta apretar el émbolo, hay que apretar bien!.

Después de esto hay que quitar la aguja desenroscándola y meter el Puregon Pen en su cajita en la parte alta de la nevera

Ayer, que fue el segundo día la cosa fue mucho mejor, porque ya sabía cual era el procedimiento. Lo que me sigue costando es apretar de modo constante, el movimiento no es nada fluido. El boli inyector suena clac clac clac, no fissssh.

¿Qué sintomas tengo?

La verdad es que cuando lo inyectas pica un poquito un ratito después, pero he leído que 175 ui es bastante cantidad y las molestias son más habituales. También tengo como una pequeña molestia en los ovarios, una ligera presión similar a la que siento cuando estoy ovulando, pero como sigo con la regla confundo este dolorcillo.  Y por último, no me han salido moretones ni nada de nada, solo tengo unos pinchazos pequeños rojitos.

Y mañana a ver que tal evoluciona todo, ¡que vuelvo al ecógrafo! ¡A ver si va todo bien!

 

Empezamos – Día 2 ciclo

Después de un retraso de 4 días – supongo que debido a que ovulé más tarde y quizá los nervios-, ayer me vino la regla en el día de San Isidro, muy chulapa ella. Así sin armar mucho drama, más que nada porque pa qué, llamé a la clínica y me atendieron estupendamente aún siendo festivo.

Me dieron cita para hoy, que es el día 2 del ciclo para ver si el folículo o formación extraña se había disuelto y empezar. Esta mañana me han hecho esta eco, y todo está perfectamente. No hay rastro de nada extraño, ¡EMPEZAMOS! Sigue leyendo

Waiting for (a dream)

 

Os escribo porque hoy era el día previsto en el que me hubiera tocado ir al ginecólogo para ver en ecografía qué tal estaba mi folículo gordote quenotienequeestarparaempezar. Y si se había ido empezar a pincharme mi primera banderilla más o menos a esta hora.

Pero me tenía que haber bajado la regla ayer (día 30 del ciclo) y no hay ni rastro en el horizonte. Pero tampoco ha ocurrido hoy que es día 31, así que he llamado al centro para anular esa cita hasta aviso de mi amiga la roja.  Lo cierto es que nunca jamás me ha visitado más allá de los 32 días (por ello de momento creo que estamos dentro de la normalidad. 😀 )

Pero lo que me tiene  mosqueada es que desde hace 5 años (más o menos), suelo sangrar color café 5 días antes de cada periodo. Cada mes mancho justo antes de sangrar rojo vivo, y ese genial gesto (ejem) me indica que sí o sí va a bajar.

Este mes ese manchado NO  ha aparecido. En cualquier caso no quiero hacerme ilusiones por enésima vez pero que esto es raro, raro, raro… ¬¬

Tendremos que esperar, como diría Xoel López. Así que para celebrar la espera (ya estoy acostumbrada), he ido a la nevera a por una cervecita. Al cerrarla he visto que las 9 agujitas de mi Puregon 900Ui están brillando y sonriendo desde la balda (¡qué malísimas son!), y les he guiñado un ojo.


EDIT 14/05, miércoles…. sigue sin aparecer, pero empieza un manchurreo marrón. La espero en un par de días!

 

Calentando motores para la 1 FIV

Hoy he estado en la clínica de fertilidad para comenzar mi tratamiento. He ido con mi madre, que se queda más tranquila si entiende el proceso y materializa el lugar, la pobre está más asustada que yo.

La doctora me ha atendido muy amablemente  y me ha vuelto a hacer una ecografía a 5 días de mi regla. Parece que hay un folículo con el ovario que he ovulado está más grande de lo que debería, así que justo antes de empezar con las inyecciones debo ir de nuevo a la clínica a hacerme la última ecografía para ver si se va con la bajada regla ( Ojalá )

Me ha explicado que el día 2 del nuevo ciclo volveré para esa eco. Esto es el lunes 12 de mayo si no hay retrasos, y me ha dado una cartulina con un plan de tratamiento para la fiv donde aparecen todos los días del ciclo fiv y las diferentes citas y medicinas.

También me ha hecho un sinfín de recetas desde ya, primero empezaré con PUREGON 900, CETOTRIDE, OVITRELLE… Y después pasaré a blastoestimulina, Proggefik…y unas cuantas cosas más.
De momento, si el folículo se rompe y puedo empezar este ciclo,  me va a poner 183 Ui de Puregon a partir del segundo día del ciclo y hasta el 5.

Después me ha pasado con Atención al Paciente, que me ha dado el Puregon Pen  y me ha explicado como utilizarlo (ay! yo pensaba que no tenía que pincharme viendo la aguja,  ni que dosificar, ay!!). Pero resulta que es fácil y me lo he aprendido muy bien.

Por otro lado ya me he hecho el estudio preanestesia para el momento de la punción, y he apuntado que me gustaría hacerme la sedación inconsciente.  Esto significa sumar un pico más en el presupuesto, pero prefiero estar tranquila y no enterarme de nada.

Y esto es todo, ahora echaré el resto de la tarde en internet mirando cuanto cuestan todas las cositas, informándome de todo y asimilando toooodo el proceso. Sobre todo estoy confundida sobre cuándo tengo que comprar las diferentes medicinas, a priori empezaré con Puregon el día 2 del ciclo, que posiblemente sea lunes o martes. ¿Y si me viene la regla el domingo y no tengo tiempo de reacción? ¿Me espero a pedirlo el lunes?, ¿Qué haríais vosotras?.

Mar de Dudas en lugar de Estrella Mama, al menos de Momento ; )