La revisión de los 18 meses

Ayer fue la revisión de los 18 meses de Eric y está estupendamente.

El enfermero Efe le exploró  la vista,  las caderas, los oídos, le hizo caminar,  le miró los genitales (no tiene fimosis, sólo unas adherencias y nos recomendaron lavar con agua y jabón), el test de TEA (espectro autista) y le contaron los dientes (ya tiene casi todas las piezas, le faltan las 4 muelas de atras.

Nos hicieron preguntas sobre crianza, todo muy variado…
Cositas como cuál es la guardería en la que va, cuántas horas, si come allí (muy orgullosa dije que no, que me encanta cocinar a mi pequeño), si el niño va al parque y le dejamos libremente jugar como y con quien le apetece.
Además nos dijo que aún no se puede esperar que el niño duerma toda la noche, que son normales los despertares (Eric se despierta dos o tres veces pidiendo agua o chupete para tenernos cerca).
Nos preguntó si ya dice 6-8 palabras con sentido, e incluso si junta dos… (juntar dos no lo hace aún), si es capaz de subir escaleras, si nos imita…
También nos recordó que a partir de los 18 meses ya puede comer de todo, pescado azul también y que hagamos una dieta variada con el resto de la famiila,  exceptuando las aceitunas con hueso y los frutos secos y las salchicas de frankfurt que por lo visto son muy peligrosas…

Le midieron y tallaron
Talla: 78 cm (P5)
Peso: 10, 180 kg (P38)
Perímetro craeal: 47,4 cm (P50)

También le pusieron la vacuna correspondiente, que es un recuerdo de

Difteria-Tétanos-Tos ferina acelular
Haemophilus Influenzae b
Polio inactivada

Y por último nos recomendaron ponerle la vacuna de la gripe, por las bronquiolitis, otitis y crisis de broncoespasmos que tuvo el invierno pasado. Así que  a partir del 17 de octubre de 2016 podemos llamar para que se la pongan, que se abre calendario de la vacuna en la Comunidad de Madrid.

Le pregunté que si podía ir a matronatación por las otitis y demás y me dijo que sin problema ninguno, mientras no estuviera enfermo de los oídos. Espero que no le pase pronto, porque en la piscina lo pasamos genial, pronto escribiré un post con los avances que ha tenido hasta ahora.

También le pregunté sobre cuándo dejar el chupete y  me dijo un truco. Ve retirando todos según se vayan poniendo feos, y déjale sólo uno. Ve explicandole que es el último porque ya no le hace falta y como se va a poner asqueroso, él solo se va a dar cuenta de que ya no le sirve para nada y lo va a apartar. Jamás lo había escuchado, ¡pero así lo haremos! Tan simple como eso

Así que todo genial, mi pequeño es un bebé grande… que aunque literalmente es un pequeñín está feliz, come, sonríe y se desarrolla fenomenalmente. Cuando nos fuimos, se despidió con la mano y diciendo adiós a Efe y a la enfermera residente, mientras yo escuchaba por lo bajito cuando ves a un niño así, no hacen falta más pruebas de que está bien y que los padres lo hacen genial….

Y yo no cabía por la puerta de orgullo…lo hacemos bien. Es sólo intuición, sentido común.

Como hacer la bolsa del hospital

Bueno, pues ha llegado el momento de hacer el (pen) último preparativo: te enseño como hacer la bolsa del hospital. Antes de nada, os indico que esta es la bolsa del hospital que he hecho para dar a luz en un hospital público.

En el hospital público no hacen falta camisones,  ni artículos de higiene generales (compresas, empapadores, gasas, pañales para el bebé, jabón y champú…). Tampoco hace falta llevar body y gorrito para el bebé pero la matrona nos comentó que cuentan con que hay gente que se lleva los suyos ( es decir, no habría stock para todos). Y tampoco hace falta llevar saca leches.

También hay gente que hace una sola bolsa para mamá y bebé, pero en mi caso me he dado cuenta que no me cabe todo en una, así que finalmente me han salido dos!

Maleta del bebé

– Toallitas húmedas limpiadoras (para cualquier cosa)
– 5 bodys de algodón (me apetece ponerle guapo esos primeros días, luego estas tallas 0 se quedan nuevas!)
– 2 pares de calcetines
– 2 baberos (aunque no harán falta si tenemos gasitas)
– 2 gorritos de algodón
– 2 juegos de manoplas (no es bueno ponerlas, pero yo las he metido para salir del hospital)
– 1 arrullo
– 1 conjunto de ropa de primera puesta: En mi caso me va lo informal: body, camiseta, pantalón, patucos y gorrito. También un chaquetoncito
– 2 pañales desechables talla recién nacido (por si se hace caca por el camino o qué se yo)
– Lima para las uñitas si las tiene muy largas

– Portabebés / Grupo 0  para el coche (en el maletero)
– Mantita de algodón o lana para taparle en el coche

Maleta de la mamá

– 2 sujetadores de lactancia
– Discos de lactancia
– Purelán para el cuidado de los pezones
– 1 bata
– 3 pares de calcetines
– 6 bragas para tirar, de las viejunas 😄
– 1 par de zapatillas
– 1 chanclas para la ducha
– 1 bolsa para la ropa sucia
– 1 conjunto de ropa para la salida del hospital (lo prepararé más adelante, dicen que lo mejor es llevar algo que usarías en tu 5º mes de embarazo. Lo más seguro es que opte por un pantalón de yoga)
– 1 neceser: Yo he llevado muestras de hoteles rellenas o miniaturas de mis productos:  gel, champú, crema – mejor sin olor-,  gel íntimo (Zelesse), crema facial, esponja, antiestrías, cepillo,  horquillas y gomas, y mis polvos de sol (para la cara lechuguil que puedo tener después)…
– 2 compresas de algodón

– Incienso, velas para mi sala de dilatación
– Plan de parto
– Cargador del móvil y segunda batería

En esta foto se ve la mayoría de las cosas que he preparado…
bolsa hospital maternidad

También tengo anotado bien visible para meter a última hora:
– El informe médico
– La pelota de pilates para dilatar
– Mi almohada para estar más cómoda.
– Aquarius, nueces y barritas energéticas
– Muda para el papá, pijama y zapatillas cómodas
– Diario de embarazo y bolígrafo
– Bálsamo labial ( Yo uso Letibalm)
– Lista de contactos para avisar – impreso en papel-
– Monedero con DNI, tarjeta sanitaria y monedas para las máquinas

He leído por todas partes que ni se nos ocurra llevar cosas de valor tipo tablet, cámaras réflex, dinero en efectivo, etc… Además ya nos advirtió la matrona (juer, mi barrio es humilde, pero ¿¿para que te roben en el hospital???) Ah, y recordar dejar en casa anillos, pendientes, cadenas, etc… así como dejar todo rastro de maquillaje y esmalte de uñas.

Bueno, ¿qué os parece mi lista?, ¿ Me falta algo?

Síntomas semana 34 embarazo: Calostro, ardores y torpezas.

Ahora voy entendiendo a todas las embarazadas de mi vida que llegaron a esta etapa y dijeron “ahora queda lo más pesado”. Lo más pesado se acerca, chiquillas. En el último mes, que es el septimo-octavo de embarazo o mejor dicho, a partir de la semana 30 hay una caída en picado y mi recomendación es bajar el ritmo.

Cosas que he notado en estas últimas semanas

Ardor y sensación de llenarme muy rápido: En mi cuerpín no cabe tanta comida y tengo que tener cuidado con lo que como que no me de ardores (aunque llevo 4 días muy bien con los ardores). La verdad que es un rollo tener cuidado de no comer mucho… cuando me paso o me obligo a comer acabo en el baño vomitando por indigestión.

Estreñimiento: Lo voy controlando, pero este fin de semana he estado fuera y están las tripas un poco locas. Estoy un poquito incómoda porque la leche con fibra, los yogures bífidus, el zumo de naranja y la fruta hacen que tenga hinchazón y ardor. Es como una pescadilla que se muerde la cola el tema de las comidas.

Peso: Estoy ganando poco, ¿quizá porque como menos que antes del embarazo? 6,5 kilos en total medidos hoy.

Sensación de no poder respirar: Voy dando suspiritos, estoy fatal tumbada hacia arriba y me cuesta respirar. Es un poco agobiante a veces y esto me hace que tenga más…

Torpeza al caminar: Cada vez voy más despacito. Aún no noto que pierda el equilibrio, pero es verdad que tengo que ir más lento y estoy tardando más en ir a los sitios.  El tema de la torpeza y la lentitud me vuelve loca porque normalmente voy corriendo a todas partes y YA NO PUEDO. Desde hace un par de semanas ya soy consciente de que ya no se puede trabajar igual. Tampoco vestirme tan a la ligera, hacer natación, hacer cosas en casa, agacharme, coger aunque sea un poco de peso…  Lo más es cuando empiezo a caminar y tengo…

Contracciones en la parte baja del abdomen: No duelen, pero la tripa se pone dura justo debajo del ombligo y a veces tengo que parar de la presión. Entiendo que son las llamadas contracciones de Braxton Hicks, pero por lo visto estas son en todo el útero y yo las noto mayormente abajo.También me han dado unos pinchazos intensos, como si una aguja de crochet se metiera por ahí abajo.  El otro día estaba en H&M con mi madre y me asusté un poco.

Mucho flujo y locura con que estoy perdiendo líquido amniótico: Normalmente no tengo nada de flujo, pero ahora esto es un festival de patos. No paro de mirar las braguitas a contraluz para ver si es más o menos líquido 

Pre calostro: Esto me ha dejado fuera de juego. Desde el pasado jueves, que fue cuando me dijeron que el niño estaba en podálica y me dediqué a masajear, hacer ejercicios y demás… me está saliendo del pecho líquido. Pero no una gotita como me pasó hace un mes o así . Está mojando mis sujes y he tenido que comprar discos de lactancia para no manchar y empaparme.

La sensación es un tanto incómoda, ya que aparece un reflejo llamado de eyección que duele bastante (es como una agujita que se clava en el pecho), que supongo que es algo parecido a cuando te sube la leche y a continuación salen unas gotas. Esto me está pasando varias veces al día, sobre todo si me relajo, miro a bebés y leo cosas de embarazada. La obstetra me ha dicho que no me estimule, pero estoy como una niña pequeña y cada vez que noto el pinchazo miro curiosa ese liquidillo… ¿Eric se va a poner morado?

Sentimientos encontrados de que esto se acaba: A veces da pena dejar de tener a tu bebé dentro,  otras te preocupas por si es antes de lo previsto, luego estás deseando que llegue ya, miras el calendario y te agobias por lo que te queda por hacer ( en mi caso muy poco, pero la bolsa del hospital es una de ellas).

– La piel: Ha estado genial, pero ahora me están saliendo mini ronchitas – manchitas – pequitas en la cara. No sé como explicarlo, pero son como alteraciones en la piel. Las piernas y cuerpo están un poco más secos que antes ¿¿?? Eso sí, las uñas y el pelo siguen radiantes.

Y esto es… yo que he estado tan flamenca todo el embarazo ahora veo que no hay escapatoria. Estoy gordi y bien gordi… Ahora solo queda esperar dos semanas y ver si este gordito se ha dado la vuelta… en cuanto pueda pongo un post con los ejercicios que estoy haciendo para intentarlo.

embarazo 34 semanas

 

La habitación de Eric

Aunque llevo preparando la habitación de Eric desde hace unos 20 días,con la mente llevo meses, incluso años… desde antes de plantearme en serio tener un bebé incluso.

No me gustan mucho las casas estilo minimalista, salones y dormitorios que parecen hoteles y  líneas simples y demasiado depuradas. Tampoco me veo con el explotadísimo romántico – falso vintage llenando la casa de jaulas, cestas, madera tratada y carteles de amor… Por ello tenemos en casa un estilo  ecléctico, colorista, mucho de Ikea, cosas vintage, rincones diferentes y nos gusta que nuestra casa sea vivida, con nuestras cosas y de verdad.

Por ello siempre pensé que la habitación y vestuario de mi futuro bebé sería muy colorida llena de objetos tipo IKEA, colores y edredones con muñecos divertidos. Pero cambié de opinión buscando en Pinterest: Allí pude ver influencias diferentes y finalmente he creado una habitación ñoña sin ser clásica.

Estos dormitorios de bebé han sido mi inspiración: Pompones, cojines de nubes y estrella, elementos decorativos tipo guirnalda, banderines, estanterías con marcos, cajas de madera de fruta antiguas… Y como colores el melocotón, menta, gris y blanco, una habitación que sería igual si fuera niño o niña.

inspiracion habitacion bebe 2015

Hay quien puede definirlo como estilo nórdico, quizá romántico… pero la realidad es que he mezclado varias elementos: El color gris de base, el blanco y madera rústica en los muebles, estrellitas como elemento principal  y después he combinado el color azul menta, gris, blanco y melocotón.

A partir de eso he confeccionado yo misma varias cosas: la colcha de patchwork (la joya de la corona), los cojines, los banderines, los adornos de las cortinas, los pompones de tul, los cestos del cambiador, el portadocumentos para el bebé y el guardapañales. Y después he comprado otras cosas combinando con el estilo que tengo: cajones de tela, colgadores, colchón del cambiador estanterías, cortinas… y he reciclado otras tantas.

Y el resultado ha sido este, espero que os guste de corazón… ¡¡¡hay tanto amor e ilusión en todas las cositas!!!

decoracion habitacion bebe 2015

Vista general de la habitación de Eric

 

decoracion habitacion bebe 2015

Detalle de los cojines y la colcha de la cuna. El protector de la cabecita lo he comprado aparte. La colcha fue un reto personal y tras apuntarme a un curso de patchwork decidí hacerla. Las telas las he pedido a un diseñador de telas inglés ¡justo en los colores que yo quería!

 

decoracion habitacion bebe 2015

Decidí poner una pequeña estantería encima de la cuna con sus iniciales en madera y banderines homemade.  En el lado derecho de la misma colocaré una lamina que estoy diseñando con sus datos de nacimiento: nombre, peso, fecha, lugar de nacimiento y zodiaco…

 

decoracion habitacion bebe 2015

Detalle de los banderines

 

decoracion habitacion bebe 2015

Cambiador de Eric. Mis amigas me regalaron una canastilla con productos de primera calidad, y he cosido esos cestos para colocarlo todo bien.

 

decoracion habitacion bebe 2015

En la parte superior están sus primeros chupetes y pañalera del bolso de paseo  y en la balda baja el porta documentos que he hecho hoy y el cambiador de estrellitas también para el bolso del carro. Después he pintado un cesto del color de la pared para guardar cosas.

 

decoracion habitacion bebe 2015

En el cesto más grande he colocado los pañales, toallitas y empapadores. La idea es que encima del cambiador tenga puesto un empapador para cambiarle el pañal y que no pase frío en el culete!

 

decoracion habitacion bebe 2015

En la parte baja he comprado unos cestos de tela para guardar los paquetes de pañales y empapadores además de colocar las toallas y capas de baño en la balda.

 

decoracion habitacion bebe 2015

Lámpara de estrellas parecida a una de mis telas favoritas. ¡Me costó encontrarla!

 

habitacion de bebe 2015

Con restos de la tela de la colcha y relleno de algodón hice unas guirnaldas colgantes para decorar las cortinas y visillos. La habitación da al patio interior y quería que fueran bien blanquitas para dejar pasar la mayor luz posible.

 

decoracion habitacion bebe 2015

Detalle de los pompones y la lámpara de noche con forma de estrella para dormir a Eric (sí, es la típica estrella de Ikea azul que he pintado con pintura chalk para hacerla acorde con los colores de la habitación)

 

decoracion habitacion bebe 2015

El armario es un PAX de IKEA, que es grande pero muy funcional para estas casas pequeñas que tenemos en Madrid. Os enseño un cajón con parte de la ropa ya lavada y planchada de primeros meses, y las mantas y sábanas en el cesto superior.

 

habitacion bebe 2015

Como veis, odio el azul celeste de bebé: Así que me tocó buscar alternativas en beige y gris. Esos arrullos y alguno de los baberos los he hecho yo misma, combinados con las telas de la habitación.

 

decoracion habitacion bebe 2015

Esta es la parte con la que tengo más dudas. Adoro hacer estanterías con cajas de fruta antiguas, pero creo que quedan un poco toscas (o al menos mi madre no para de decírmelo y taladrarme la cabeza con lo feas que le parecen). ¿Qué os parece blanquearlas un poquito?

 

decoracion habitacion bebe 2015

Primeros juguetitos y libros de mi peque. Sí, ese pato naranja es vintage total: Tiene 32 años, los mismos que tengo yo, ¡era mi pato favorito!

 

Y con esto termino este post tan especial que llevo tanto tiempo queriendo enseñaros.
Realmente es como si me desnudara un poquito más y estuviera más expuesta a que mucha de mi gente sepa quien está detrás de este blog.  Pero me puede el amor inmenso, el trabajo y la ilusión que tengo con la llegada de este pequeño que llena mi vida de luz, al que amo y deseo tanto y ya casi puedo oler y sentir… ¿sabéis la de veces al día que abro la habitación, miro con cara de tonta y grito: Bebéee!! Está aquí mamáaa!!? Porque a ilusa y bobona no me gana nadie! 😉

#infertilpandy #quedan8semanas

Chasco de Ecografía 4D

La ecografía 4D es una prueba no diagnóstica que básicamente sirve para recreo de papis y abuelos y poder ver al bebé en movimiento (tipo video, eso es lo que llaman cuarta dimensión en esta prueba). No la cubre ningún seguro y el precio oscila según la clínica entre 50 y 180 €, normalmente.

¿Cuál es el mejor momento para la ecografía 4D?

Se dice que el mejor momento para observar la cara del niño es entre la semana 24y 32. Lo ideal según todo lo que he leído es entre la 26 y la 28 porque así están bien formaditos, van cogiendo grasita para verle mofletes y además aún tienen hueco en el útero y líquido suficiente para poder observarles

Ayer a las las 15:00 teníamos la cita para ver a Gusiluz en 4dbaby. Se trata de una clínica que buscamos por internet, que entra en promociones de cupones de Groupon y descuentos varios pero que llamamos por privado porque el precio era muy parecido,  59€. Nos citamos a esa hora porque es un momento en el que Mr. Popero está de vacaciones, y mi padre y mi madre tienen la pausa en sus trabajos, buscamos el día perfecto, pero no pudo ser.

Llegamos puntuales y en cuanto me subí a la camilla y me puso el ecógrafo resultó que Eric está de espaldas ( con su espalda pegada a mi ombligo), totalmente hacia abajo casi encajado, y encima tenía la cara totalmente tapada con el brazo derecho, como si estuviera llorando desconsolado, ¡qué muchacho!

Pero bueno, supongo que esto es normal. Es un chasco, pero le ocurre a muchas mamis. Lo que nos mosqueó fue que el técnico fue bastante bruto y no intentó prácticamente nada, estuvo 2 minutos y dijo que no podía ser. Ni movió mi barriga, ni lo intentó por los costados, ni esperó prácticamente nada de tiempo, ni nada…

Nos dijo que teníamos 3 opciones:

– Dejar la exploración y no cobrar nada.
– Seguir un poco más, escuchar latido, ver el peso del bebé y sacar las fotos que fueran… y cobrarnos 30€
– Pagar los 59€ y volver otro día, aunque el booking estaba muy completo e iba a ser muy difícil.

No nos gustó nada, sobre todo a Mr. Popero. Especialmente porque nos trataron como si quisieran que nos marchasemos por la puerta rápidamente. Bajo mi opinión es que como el precio web es igual que el de los cupones y están a tope, ¿para qué aguantarnos?. Además no nos dieron muchas opciones: solo se puede el jueves que viene por la mañana, y no vais a ver nada seguramente.

Para más INRI, ayer mismo por la mañana,  en la tercera visita a la matrona, le contamos que íbamos a ir a este centro y nos advirtió que no tenía muy buenas referencias del lugar según las pacientes. Cuando les pasaba esto les habían hecho ir varias veces hasta 3 o 4 y al final para nada. Aún con esta advertencia, ayer decidimos ir y no buscar otros lugares a priori.

Nos dieron dos canastillas y nos acompañaron a la puerta. Mis padres estaban decepcionados, los pobres no habían podido ver a su primer nieto… aunque nos decían que qué majos que no nos han cobrado y que no se puede hacer nada. Cierto es, pero las opciones que me han dado no me parecieron muy profesionales, ni han sido majetes, ni han esperado apenas tiempo…

Cuando llegamos a casa estuvimos buscando otro lugar para ir y hemos elegido una clínica de Pinto el próximo miércoles 7 de enero, para entonces estaré de 27+6.  La verdad que tengo dudas de que para entonces el pequeño se deje ver, pero nos gustaría volver a intentarlo, ¿qué haríais vosotras?, ¿creeis que ya es difícil que podamos verle la carita?

1 clase de preparación al parto. Semana 24

El jueves fue mi primera sesión de preparación al parto. Os comenté por encima que me parece que es demasiado pronto, pero me citaron así porque harán parón en Navidad y retomaremos después. Pensaba que iba a ser de las menos avanzadas del grupo, pero la realidad es que todas estamos entre la semana 24 y 30 de gestación.

Somos 10-12 personas, podemos llevar acompañante y las clases tienen 2 horas de duración. A la matrona la conocía de oídas por el grupo de chicas que vamos a natación para embarazadas en el polideportivo del barrio y la verdad que ha sido un encanto. Sigue leyendo